Usos y Fundamentos del Láser - Laser en terapia periodontal no quirúrgica

Laser en terapia periodontal no quirúrgica

El laser en la terapia periodontal puede ser coadyuvante de varios tratamientos (fig. 6), desde el drenaje y desbridamiento de abscesos donde produce la  reducción bacteriana y posterior hemostasia, pudiendo colocarse la fibra óptica de 200 o 300 micrómetros de diámetro a lo largo del trayecto fistuloso 

   

Otra aplicación consiste en su acción como coadyuvante de la terapia no quirúrgica o terapia básica. El curetaje  consiste en la remoción de todo o la mayor parte del epitelio que recubre la bolsa, extensiones epiteliales , epitelio de unión y tejido de granulación


(fig. 7) Curetaje con láser de Diodo (810 nm)

Hoy se sabe que el curetaje como tratamiento terapéutico en sí no es necesario ya que los estudios cínicos y microbiológicos demuestran que con un cuidadoso raspaje y alisado desaparecen la mayor parte de bacterias y los cambios patológicos se resuelven sin necesidad de eliminar el tejido de granulación por medio del curetaje, ya que éste se reabsorbe lentamente y las bacterias sin el reaprovisionamiento de otras, son destruidas por los mecanismos de defensa del huésped. 

Sin embargo, el láser tiene otras connotaciones debido al efecto bactericida y el buen acceso que brinda la fibra óptica (fig. 8) sobre todo en lugares de difícil acceso.  

La etiología infecciosa de las gingivitis y periodontitis está ampliamente demostrada. Desde el punto de vista etiopatogénico no existen dudas que estas enfermedades en sus diferentes variantes clínicas, se deben a la placa subgingival que es la causante del proceso destructivo de las estructuras periodontales.