Usos y Fundamentos del Láser - Introducción

Introducción

El principio físico del láser surge a principios de 1900 (1917) a partir de las teorías de EINSTEIN sobre la naturaleza corpuscular de la luz donde anuncia  el concepto de Emisión estimulada(Fig. 1),  fenómeno en que se basa el láser. Este postulado se refería a la posibilidad de estimular los electrones de un átomo para lograr que emitieran luz en una determinada longitud de onda.

 

El primer dispositivo laser fue introducido por Theodore Maiman en 1960. Desde entonces el láser ha sido utilizado en diferentes áreas de la industria, medicina y cirugía. 

La luz producida por un láser consiste en fotones del mismo tamaño, movimiento y dirección, siendo entonces un rayo de luz de alto poder con características bien definidas. Los láseres utilizados en odontología están representados por una amplia variedad de emisores con distintas longitudes de onda y por ende con distintos efectos sobre los tejidos y distintos campos de aplicación. La afinidad de los láseres por un determinado tejido, está dada por la longitud de onda del mismo y las propiedades del tejido, donde la energía  es absorbida por sustancias y moléculas del mismo y se transforman en energía calórica - interacción foto térmica- 

La capacidad de los distintos sistemas de láser para efectuar tratamientos con efectiva reducción bacteriana, hemostasia, sin necesidad de sutura, y muchas veces ( dependiendo del tipo de tejido y umbral de dolor del paciente) con la sola aplicación de anestesia tópica, hace que esta tecnología sea utilizada cada vez con mayor interés en el campo de la Periodoncia y para tratamientos en torno a implantes dentales, como por ejemplo como coadyuvante en el tratamiento de sus dos entidades patológicas: Mucositis y Peri-implantitis.